encabezado
bernardo berger
CAMARA
ficha legislativa
banner cuenta publica bernardo berger
+ OPINIONES

El campo exige reglas laborales propias

Martes 20 de agosto de 2019. El Estatuto Laboral Agrícola deber ser considerado una prioridad nacional y, en el contexto de 0 actual agenda, una oportunidad de avanzar en materia de modernización de las relaciones en el campo chileno.

Ese fue el mensaje central que transmití a mi amigo y ex colega, el ministro del Trabajo Nicolás Monckeberg, hace pocos días en nombre de los agricultores del centro y sur de nuestro país.

Esto a propósito de una serie de reuniones que he venido sosteniendo con agricultores y ganaderos de nuestra región, junto a la colaboración técnica de nuestros secretarios regionales ministeriales de Agricultura y Trabajo, Moira Henzi y Feda Simic, respectivamente. Han sido instancias en las cuales hemos tenido la posibilidad de recoger las inquietudes y necesidades del sector para apoyar las soluciones tanto desde la competencia operativa del Ejecutivo, como desde lo legislativo.

Es tiempo que el Estado de Chile retome el compromiso pendiente con el mundo agroganadero en orden a establecer un marco regulatorio propio en el campo que promueva, no que entrampe, el desarrollo del sector.

Contar con un estatuto propio en el agro es una idea recogida en el primer gobierno del Presidente Sebastián Piñera bajo la forma de un proyecto de ley ingresado el 26 de septiembre de 2011, en el marco de la Mesa Nacional Agrícola. Sin embargo, al día de hoy la iniciativa aún no se materializa.

Por ello, hace algunos días le he pedido al Ministro del Trabajo dar prioridad a este tema, un “empujón” por así decirlo, pues ésta es una gran oportunidad de avanzar. Y es que los cambios estructurales que estamos gestando en materias laborales en Chile en el contexto de los proyectos de modernización, son la oportunidad para dar un paso hacia adelante también en el trabajo agrícola y ganadero, a la altura de los países que en esto nos sacan varios cuerpos de ventaja.

Hemos coincidido con asociaciones como Federación SAVAL, que el momento actual es el más propicio, y debe ser visto como la oportunidad histórica de sacar adelante el compromiso pendiente del Estado para ofrecer al campo chileno un adecuado, moderno y tan urgente Estatuto Laboral Agrícola. En esa línea, esta tarea debe ser una prioridad para Chile.


Bernardo Berger Fett
Diputado de la República

FACEBOOK